domingo, ago. 02 2:00 - 3:00
Habrá estacionamiento

Prepárate en tu casa para celebrar la "Cena del Señor" con nosotros. Será durante el servicio en línea y solo necesitas pan o galletas saladas y jugo de uva para ti y tu familia.

Un momento decisivo

| por Iglesia Lakewood

Thursday, August 6, 2020
comentarios: 0

Durante los últimos meses, el mundo entero ha experimentado la crisis. Ha habido crisis en muchos niveles: familiar, salud, financiero entre otros. Para muchos, son días que jamás nos habíamos imaginado vivir. Para muchos también nos provoca emociones de incomodidad, ansiedad, temor y hasta depresión.

El significado de la palabra "crisis" es momento decisivo o encrucijada. Los cimientos de nuestra vida han sido sacudidos, pero no tiene que ser destructivo. La crisis, entonces, no tiene que ser algo que nos sucede sino algo que podemos usar para nuestro beneficio y crecimiento.

Cuando algo es sacudido, salen a luz sus debilidades. De esta manera tenemos la oportunidad de corregir lo que no está funcionando. Dios nos muestra los beneficios de ser sacudidos en la naturaleza. Los árboles que no han pasado por tormentas, no desarrollan sus sistemas de raíces y en el momento de llegar cualquier viento, se caen. En otras palabras, el que sean sacudidos puede ser algo que te lleva a dejar aquello que no funciona y fortalece lo bueno.

La crisis también nos saca de la rutina. Sé que para muchos esto puede ser uno de los peores y más difíciles efectos de una crisis. Si somos personas muy controladas por nuestras rutinas y formas, no poder cumplirlas provoca ansiedad y frustración Podemos sentir mucha inseguridad.

En estos días, la inseguridad es lo único seguro… No sabemos cuándo termina esto; y cuando sí termina, no sabemos cómo será nuestra nueva normalidad. Lo único seguro es que todo será diferente.

Pero, esta falta de rutina también puede abrir la puerta a más creatividad, más productividad, una disposición de probar cosas nuevas, procesos nuevos, ideas nuevas. Te abre el panorama.
Tendrás que estar dispuesto a probar cosas nuevas y a tomar un riesgo quizá.

Así que hoy te animo a soltar lo que debe ser soltado y que te mantengas abierto a nuevas maneras de hacer las cosas durante este momento decisivo. No te congeles, no te enfoques en sobrevivir solamente, permite que Dios te dé más creatividad, nuevas ideas, nuevas maneras de hacer las cosas y si haces esto estoy segura que todos pasaremos por esta encrucijada al otro lado mejores, más fuertes y seguros que nunca.