La clase se estará dando en la capilla. No faltes.

domingo, ago. 26 4:00 - 5:00 | 3rd Floor - 3001 The Chapel
Habrá estacionamiento

Dios nos equipa a sus hijos para que seamos efectivos en la misión que tenemos. Durante esta serie estaremos viendo cómo descubrir y fluír en los dones del Espíritu.

¿Corrijo y cómo corrijo?

| por Jorge y Gilda Basave

Tuesday, July 3, 2018
comentarios: 0

Si usted tiene hijos, ¿cómo le gustaría que se comportaran cuando está en un lugar público, cuando tiene visitas o cuando usted y su familia están de visita? Todos quisiéramos que se comportaran obedientemente e incluso que a la primera instrucción obedecieran, sin contestar ¡no quiero!, sino al contrario, que le dijeran: ¡Sí mamá, voy a hacer lo que me dices! Es muy probable que si escuchara esa respuesta usted se desmayaría y quedaría en shock por breves momentos. Pero la realidad es que esto no es verdad y me atrevería a decir que ¡parece imposible! Entonces, ¿cómo debemos corregirlos buscando el bien de ellos y no nuestra comodidad? ¿A qué me refiero con esta pregunta? Muchas de las ocasiones se corrige a los hijos porque nos hicieron quedar en vergüenza, en un lugar público o en la casa donde fuimos invitados, quizá porque rompieron algo o tal vez metieron al gato en el microondas para secarlo jajaja. Suena exagerado, pero llega a pasar pues los niños no miden el peligro.

Hace algunos años mi esposa y yo estábamos en un supermercado, y una madre y su hijo de unos 4 o 5 años estaban en la caja pagando lo que estaba en el carrito; el niño estaba poniendo sobre la banda todos los artículos que podía, y la mamá le ayudaba aunque el chico quería hacerlo solo. Al coger una soda de cola de medio galón para ponerla sobre la banda que estaba en movimiento, no pudo colocarla bien y se cayó al piso. Como estaba agitada, ya se imaginará lo que sucedió. ¡Explotó! Fuimos todos salpicados, en el piso estaba derramada toda la soda y muchos voltearon a ver al niño con ojos de pistola, también a la mamá. ¿Qué hubiera hecho usted si hubiera sido su hijo? ¿Lo hubiera corregido? Permítame preguntarle: ¿cómo lo hubiera corregido? ¿Le hubiera gritado o dicho: ¡qué tonto eres!, ¡por qué no te fijas!, ¡no estás viendo lo que estás haciendo!? O quizá le hubiera jalado las orejas o se hubiera quedado callado simplemente y una vez estando fuera de la vista del público, lo hubiera corregido, tal vez a gritos o golpes.

Cualquiera de estas maneras produce en el niño rebelión, por la razón que desde su perspectiva fue un accidente y no lo hizo intencionalmente. Por eso es de suma importancia que como padres aprendamos a diferenciar la razón del por qué, cómo y dónde corregir. La trascendencia de hacerlo correctamente radica en que nuestros hijos son descendencia del Señor, como está escrito en el libro de Malaquías 2:15 ¿Acaso no hizo el Señor un solo ser, que es cuerpo y espíritu? Y ¿por qué es uno solo? Porque busca descendencia dada por Dios. Así que cuídense ustedes en su propio espíritu, y no traicionen a la esposa de su juventud.

Cuando leemos este versículo y tomamos conciencia de que no solo es nuestra descendencia, sino que el Señor nos usa para continuar con Su descendencia a través nuestro, a través de nuestros hijos, implica que debemos saber cómo moldear su carácter y la manera en la que lo hagamos en esos momentos, como le sucedió al niño en el supermercado, pueden marcar su vida para bien o para mal.

Se preguntará entonces: ¿Qué fue lo que hizo la madre? Bueno, en el próximo blog parte de la historia será contada o en otras palabras esta historia continuará...

Todos los domingos hasta el 15 de julio estamos abordando el tema: Cómo criar un hijo de voluntad firme

Desarrollando su crecimiento


Rumbo Norte son series de clases que le ayudarán a crecer en su vida espiritual. En cada clase se exponen temas variados que le permitirán aumentar su conocimiento en la Palabra de Dios, desde una perspectiva muy práctica. Le invitamos a participar de estas series de estudios bíblicos, que le serán de inspiración.

Acerca de Rumbo Norte

Son clases de profundización bíblica.

Contáctenos

Teléfono 713-491-1470
Email [email protected]

 

Reuniones

Domingo, 4:00pm, en el 3er piso salón 3001A

Archivo del Blog

Escoje un año y mes del archivo de blogs para verlo.

Jul 3
¿Corrijo y cómo corrijo?