false, 2021-12-02T19:30:00, 2021-12-02T21:00:00
1d 11h 56m
Haga clic para ver anuncios

Una Vida Agradecida

| por Nolita W. de Theo

Tuesday, November 23, 2021
comentarios: 0

El agradecimiento es poderoso. En el evangelio de Lucas, en el capítulo 17, leemos la historia de los diez leprosos que recibieron su sanidad cuando llegaron a Jesús pidiendo misericordia. Jesús les dijo que se fueran a mostrar a los sacerdotes como evidencia de su sanidad de aquella terrible e incurable enfermedad. Obedecieron, y al ir rumbo al templo, se quedaron atónitos y sorprendidos por lo que estaban experimentando en su cuerpo. ¡Habían recibido una sanidad sobrenatural!

Pero no termina allí la historia de estos diez hombres, anteriormente leprosos. El autor nos relata la continuación de la historia, pero específicamente de uno de los diez. Cuando vieron los diez que habían sido sanados, se alegraron, pero siguieron su camino hacia el templo. Todos acababan de ser liberados, no solo de una enfermedad, sino también de una vida de aislamiento, rechazo y pobreza. Sin embargo, de los diez, solo uno decidió regresar para expresarle su gratitud al Maestro. Solo uno…

Cuando Jesús lo ve, le pregunta si no habían sido diez los que habían recibido su sanidad y él le contesta: Sí. Jesús entonces le pregunta en dónde están los otros hombres que igual habían recibido un milagro en su cuerpo. El compañero, sin duda, no supo qué responder, pero le expresa su profunda gratitud por el milagro de sanidad.

La gratitud, como vemos en este relato, no es una actitud ni acción automática. Creo que tiene que ser algo que se enseña y fomenta intencionalmente. Es fácil volvernos muy cómodos con lo sobrenatural que vemos y experimentamos casi a diario. Lo difícil es mantener un corazón sencillo y humilde, unos ojos que se sorprenden y alegran con lo que están viendo, una actitud de asombro ante la obra milagrosa de Dios en nosotros y a través de nosotros. Es fácil perder la costumbre, el estilo de vida, del agradecimiento.

Sin embargo, Jesús nos muestra el poder de ser agradecidos cuando seguido a las expresiones del hombre, le dice algo que nos muestra el efecto de una vida agradecida. Explica que ahora, por haber regresado, no sólo será libre de su enfermedad física y la sentencia de muerte que ésta era; sino que, ahora además recibirá una restauración completa de su vida espiritual también. Le dice Jesús: “Levántate, vete; tu fe te ha salvado” (Lucas 17:19). Este es el poder del agradecimiento.

Durante el mes de noviembre, aquí en este país celebramos un día que se llama El Día de Acción de Gracias. Es una de las celebraciones que yo, en lo personal, más disfruto, porque me recuerda que vivir en agradecimiento tiene que ser intencional y también me recuerda el efecto tan profundo, y eterno, que tiene una actitud, una palabra, un acto de agradecimiento en mí. Recibo la consecuencia tanto en mi cuerpo como en mi espíritu.

¡Practiquemos una vida agradecida y estoy segura que viviremos más saludables, alegres y prósperos todos los días de nuestra vida!

 
 
 

¡Encuentra un Grupo con Vida cerca de tí!