Mostrando blogs publicados por
from

Nuestra identidad cristiana

 |  por Nolita W de Theo

martes, 3 de abril de 2018
comentarios: 0

Durante estas semanas de Estudio Bíblico, hemos abierto el libro de Efesios para profundizar un poco en la riqueza que contiene esta epístola escrita por Pablo a los creyentes en Éfeso. Es un libro que contiene una riqueza hermosa de enseñanza sobre nuestra identidad como creyentes, tanto individuos, como iglesia.

Primero comienza Pablo recordándonos quiénes somos para Cristo y el lugar que ocupamos en Sus planes. Nos explica que somos bendecidos con toda bendición espiritual, fuimos escogidos antes de nacer, adoptados y aceptados por el Padre, y redimidos por la sangre derramada en la cruz por Jesús.

Una de las palabras que se lee una y otra vez a través de todo el libro es "gracia". Por gracia somos salvos, perdonados, escogidos… todo es por esa manifestación superlativa del amor y la misericordia de Dios para con nosotros. Y nuestra identidad, nuestro lugar, se encuentra allí, escondida en las expresiones extravagantes del amor y la misericordia de Dios en Su plan para nosotros por medio de la muerte y resurrección de Jesús. Es una gracia poderosa, sin explicación.

Acompáñanos en nuestro tiempo de Estudio Bíblico los domingos de 4pm-5pm en "La Capilla". Estamos seguros que tu vida será enriquecida y tu relación con Dios no será igual porque Su Palabra es viva y eficaz para lograr Su propósito en ti.

El trabajo de reconstrucción continúa

 |  por Misiones Internacionales

viernes, 6 de abril de 2018
comentarios: 0

"Para nosotros fue una tormenta perfecta", recuerda Zelda DeWalt, hablando de Harvey. Unos meses antes del huracán, ella y su esposo se habían jubilado. Tras 36 años de trabajo como farmacéuta, y mucha planeación, su futuro se veía brillante. No tenían deudas, sus hijos ya eran adultos y estaban iniciando una etapa emocionante para ellos. Sería un tiempo para disfrutar a sus nietos. Pero entonces llegó Harvey. Fue la tormenta que jamás habían esperado, y significó no solo devastación física sino también financiera, ya que la familia DeWalt no contaba con seguro contra inundación.

El primer piso de su casa fue destruído por completo, incluyendo sus tres vehículos. Justo cuando pensaron que estaban por iniciar una época de descanso, todo cambió. "Necesitaba un milagro y Lakewood fue mi milagro", comentó Zelda una mujer que, junto con su familia, ha asistido a Lakewood durante 35 años. También ha contribuido al ministerio, y ha sido Compañera de Oración por más de 25 años.

Tras Harvey, los voluntarios y personal de Lakewood brindaron apoyo y ánimo a las víctimas de las inundaciones. Zelda recuerda con mucha emoción cómo se sintió: "Cuando nos citaron para llegar a la iglesia, nos trataron como realeza y no como víctimas. Recuerdo pensar que no quería que me trataran como una refugiada porque tantas personas en otros lugares de la comunidad así fueron tratadas durante esos días. Pero cuando llegué a la reunión y después nos dieron nuestra ayuda monetaria, todo fue tan hermoso. Aunque me sentía apenada por recibir ayuda, jamás me sentí avergonzada porque nos trataron con tanto respeto y cuidado. Nos amaron como si fuéramos familia. Y de eso se trata tener familia. Me siento muy orgullosa de ser miembro de la familia de Lakewood."

Lakewood caminó con ellos en cada etapa del proceso, de principio a fin. "Sólo Dios sabe lo que yo estaba pidiendo en oración y literalmente, ¡Lakewood llegaba de inmediato con la respuesta! Veo todo lo que han hecho para nuestra comunidad y para cada individuo. Literalmente Lakewood fue las manos extendidas de Dios. ¡Aún estaríamos limpiando y sacando la tabla roca ("sheetrock"), de no haber sido por Lakewood!" Su hogar fue la primera casa que Lakewood terminó de reconstruir. Nuestros equipos sacaron todo, colocaron tabla roca ("sheetrock") nueva y pintaron. Antes, contaban con una casa hermosa, pero ahora está más linda que nunca.

"Cuando pensábamos que todo había terminado, desanimados porque había tanto por hacer, y yo me sentía muy triste, comenzaba a recordar las escrituras que el Pastor Joel nos eseña. Y veíamos con asombro cómo llegaba Lakewood una y otra vez usados por Dios como Sus manos y pies."

El trabajo de ayuda tras el Huracán Harvey continúa, y nos sentimos muy comprometidos con ayudar a cuántas personas sean posibles. Hasta la fecha, hemos reconstruido de principio a fin 5 casas, con la meta de haber terminado otras 10 para finales de marzo. En abril, estamos organizando una misión especial en la que voluntarios de todos lados llegarán con un propósito unido para ayudar a aún más personas en necesidad. Este esfuerzo es un proceso a largo plazo, y estamos muy comprometidos con ayudar a Houston recuperarse.

Que la prioridad sea tu hombre interno

 |  por Jorge Basave

lunes, 9 de abril de 2018
comentarios: 0

En el año 70 D.C., había un puerto marítimo muy boyante en su desarrollo socioeconómico y cultural. Era una ciudad muy cosmopolita, que incluso tenía la mejor biblioteca de la región al contar con más de 12,000 rollos; tenía además el más esplendoroso templo que generaba ingresos a hombres de negocios ocupados en la fabricación de estatuillas de plata dedicadas a la diosa de la ciudad, y proporcionaba ingresos a la ciudad misma al ser muy visitado por personas de toda la región. Era tal su desarrollo cultural que sus principales avenidas estaban adoquinadas con mármol y contaba con espacios públicos para reuniones donde se impartían enseñanzas o se reflexionaba sobre la eternidad; también se escuchaban nuevas filosofías. Cuando una ciudad o región tiene tal crecimiento material, intelectual y espiritual, supuestamente no requiere del evangelio pues sus habitantes en apariencia lo poseen todo. Lo que no tenían era la certeza de la eternidad, que existe solo en Cristo Jesús. ¿Cuál era esa ciudad? La ciudad de Éfeso.

En medio de esa "boyante" cultura había un hombre llamado Apolos, originario de Alejandría e instruido en el camino del Señor que hablaba con gran elocuencia, exactitud y denuedo del Señor Jesús en la sinagoga que estaba en Éfeso. Solo conocía el bautismo de Juan, o sea el del perdón de pecados, pero cuando fue escuchado por Priscila y Aquila, ellos le llevaron aparte para explicarle con mayor exactitud el Camino.

Tiempo después llegó Pablo al puerto de Éfeso y como era su costumbre fue a la sinagoga, porque ya había creyentes como resultado de las enseñanzas de Apolos, Aquila y Priscila. Al llegar les hizo una pregunta: ¿Han recibido el Espíritu Santo? Al escuchar la respuesta y ver el hambre de los nuevos creyentes por desarrollar su hombre interno, se quedó casi 3 años exponiendo la Palabra y debatiendo entre judíos y griegos, ya que por lo general los judíos querían ver señales y los griegos buscaban sabiduría. Tiempo después partió de Éfeso, y casi 8 años después escribió el libro de Efesios en condiciones difíciles pues se encontraba preso en Roma por causa del evangelio. Tenía una gran inquietud en su espíritu por los efesios creyentes para que tuvieran un crecimiento sano en los caminos del Señor. Clamaba durante el día y la noche con lágrimas por cada uno a fin de encomendarlos al Señor para que la palabra de gracia tuviera efecto en ellos. Por tal motivo llamó a los ancianos (líderes) de la iglesia de Éfeso pidiéndoles que fueran a Roma a recibir instrucciones y a ser encomendados al Señor y a su mensaje de gracia, que tiene poder para:

  • Edificar
  • Dar herencia a los que se han consagrado al Señor.

El anhelo de Pablo era que ellos se cuidaran a sí mismos y cuidaran al pueblo del Señor, alimentándolo y pastoreándolo, porque sabía que después de su partida, vendrían falsos maestros e incluso algunos hombres de su propio grupo se levantarían para distorsionar la verdad a fin de poder tener seguidores propios. Por tal motivo, en el capítulo 1 del libro de los Efesios, su oración se enfocaba a que los creyentes tuvieran un espíritu de sabiduría y de revelación, y un verdadero conocimiento de Él para que los ojos de su hombre interno fueran iluminados y supieran cuál es:

  • La esperanza a la que fueron llamados.
  • Cuáles son las riquezas de la gloria de Su herencia en los santos.
  • Cuál es la extraordinaria grandeza de Su poder.

Cuando el pueblo del Señor transforma su manera de pensar conforme a su Palabra y no se adapta a las costumbres de la sociedad actual, sino fortalece su hombre interno porque sabe que esa es su prioridad, entonces ese pueblo viene a ser como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto, porque sabe que el Señor Jesús sometió todo bajo Sus pies y que la plenitud de su hombre interno está en Aquél que lo llena todo en todo.

Eres una obra de arte

 |  por Iglesia Lakewood

lunes, 9 de abril de 2018
comentarios: 0

¿No te ha pasado que al recorrer una galería de arte de repente te tropiezas con una pintura, y a tu juicio piensas que el artista no se esforzó mucho en crearla? Te preguntas si en verdad es arte, pues para ti, es solo un lienzo con una que otra pincelada "mal trazada".

Sin embargo, al enterarte quién es el autor de la obra y en cuanto está valorada, tu percepción cambia completamente. Es un renombrado pintor y por ende su obra vale millones de dólares.

De la misma forma aplica para ti. No importa como luces, con quién te relacionaste, qué trabajo o profesión tienes, cómo hablas, cuán educado eres o de que país vienes. Tu eres una obra de arte.

Tu valor no viene dado por lo que los demás piensen de ti. Tu valor se fundamenta en el hecho de que fuiste creado por Dios. Tu eres Su obra de arte y por lo tanto tu valor es incalculable ante los ojos de Jesús.

 

 

Eres una obra de arte

 |  por Iglesia Lakewood

lunes, 16 de abril de 2018
comentarios: 0

¿No te ha pasado que al recorrer una galería de arte de repente te tropiezas con una pintura, y a tu juicio, depués de analizarla minuciosamente llegas a la conclusión que el artista no se esforzó mucho en crearla? Te preguntas si en verdad es arte, pues para ti, es solo un lienzo con una que otra pincelada "mal trazada".

Sin embargo, al enterarte quién es el autor y el valor de la obra tu percepción cambia completamente. Es un renombrado pintor y por ende su obra vale millones de dólares.

De la misma forma aplica para ti. No importa como luces, con quién te relacionaste, qué trabajo o profesión tienes, cómo hablas, cuán educado eres o cuál es tu país de orige.  Tu eres una obra de arte.

Tu valor no viene dado por lo que los demás piensen de ti. Tu valor se fundamenta en el hecho de que fuiste creado por Dios. Tu eres Su obra de arte y por lo tanto tu valor es incalculable ante los ojos de Jesús.

Filtrar publicaciones

Utiliza los filtros para ayudarte a encontrar la publicación que buscas.

Filtrar por mensajes
Etiqueta

Autor

Leer más

Visite la sección de Esperanza para Hoy en la JoelOsteen.com para leer más sobre temas como el matrimonio, la familia, las finanzas y más.

Click para ver más