Ve nuestro más reciente servicio en línea.

Tres claves para cambiar tu vida

 | por Danilo Montero

Friday, March 1, 2019
comentarios: 0
 

Cuando Abraham Lincoln declaró abolida la esclavitud en Estados Unidos, muchos esclavos en el sur no pudieron creerlo. De hecho, algunos se rehusaban a salir de los campos de algodón. Por ley, ya no eran esclavos, pero en sus mentes aún lo seguían siendo. 

De forma muy similar ocurrió con el pueblo Israel. Fue liberado de su esclavitud en Egipto por el poder de Dios. Pero requirió un proceso espiritual y mental para sacar a Egipto de sus mentes y mas aún, fe para entrar a vivir en una tierra nueva. Era evidente que sería por el poder de Dios quien los sacara de esa limitada realidad que solo existía en sus mentes. Sin embargo, había una parte que ellos tenían que hacer. De hecho, tendrían que pasar un proceso para fortalecerse en fe y tomar esa tierra.

Tal vez, tú y yo no vivamos una situación de esclavitud física pero sí una de esclavitud espiritual o emocional. Quizá nos mantiene cautivo una adicción, un mal hábito, o una forma de pensar que nos priva de alcanzar la verdadera libertad que Cristo nos prometió. Dios nos hace libre del pecado, pero aún queremos seguir "viviendo en Egipto", esclavizados por la tiranía del viejo hombre. 

Se podría decir que existe una brecha entre la nueva vida que tenemos en Cristo y la lucha que tenemos con nuestra naturaleza pecaminosa. La buena noticia es que Dios nos ha dado los pasos para que vivamos en una verdadera libertad y disfrutemos de la vida abundante que nos ha prometido.  

Deuteronomio 7:21-23 nos dice que Dios fue echando poco a poco los enemigos del territorio que les había prometido a los israelitas. Fue un proceso.De igual manera, nosotros pasamos por procesos de liberación y de tomar nuevo territorio en nuestra vida.

Lo primero que tienes que hacer para enfrentar los procesos de cambios es no desmayar. Procura rendir tu lucha ante Dios y no te des por vencido. Es fácil acostumbrase a un mal hábito, a una forma de pensar errónea; siempre intenta hacer esfuerzos en erradicar esos patrones de pensamientos que te guían al pecado. 

En segundo lugar, mantente conectado con Dios a través de la oración. Crea espacios de comunicación con Dios. Incorpora tiempo de devocionales a tu rutina diaria. La Biblia nos indica: "Por eso les digo: Crean que ya han recibido todo lo que estén pidiendo en oración, y lo obtendrán" (Marcos 11:24). Tu conexión es vital para experimentar el poder de cambio en todas las áreas de tu vida.

Finalmente, depende 100% de Él, en todo tiempo. Acepta que el cambio es un proceso que requiere tiempo. Al depender de Él entonces, nuestra vida cambia su eje, y ya no gira alrededor de nuestros deseos o nuestra voluntad. Si dependemos de ÉL nuestras decisiones se fundamentarán en Su voluntad y bajo Sus preceptos. Por lo tanto descansaremos sobre la verdad que se encuentra en Jeremías 29:11: "Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza". 

Si comienzas a guiar tu vida según Su Palabra y sigues estos pasos, sabemos que tú vida ciertamente cambiará para bien. Sigue caminando sin desmayar, sigue conectado y dependiendo en todo tiempo de tu Dios y te llevará con luz y paz hacia la bendición de una vida verdaderamente libre.

 

 

Leer más

Visite la sección de Esperanza para Hoy en JoelOsteen.com para leer más sobre temas como el matrimonio, la familia, las finanzas y más.

haga clic para leer más en inglés

Comparta con otros

¿Le ayudó este artículo? Lo puede compartir con otros.

​​​