Ve nuestro más reciente servicio en línea.

Más que una casa

 | por Iglesia Lakewood

viernes, 12 de enero de 2018
comentarios: 0
 

Nadie quiere ver que su hogar sea destruido por aguas turbulentas. Es mucho más difícil cuando ese hogar es más que una simple casa sino que ha llegado a ser como un memorial de una madre que ha partido al cielo. Esto es lo que la casa de Rosie Gallardo representa para ella. Su casa ha llegado a ser un depósito de recuerdos de 102 años bien vividos con familia y seres queridos.

Rosie ha asistido a Lakewood por más de treinta años y ha sido compañera de oración desde 1983. En el 2003, ella dejó su trabajo con el fin de cuidar a su madre que estaba enferma. Y esta función la cumplió hasta que fallece su madre en el mes de enero, 2017.

Cuando Harvey llegó, los contenidos de su casa fueron una pérdida total. Ella comenta del terrible incidente: "Perdí todo. Hasta mi Biblia. La única ropa que tengo es que la que me llevé a casa de mi hermana. Por lo menos pude rescatar las fotos de mi mamá."

El 2017 fue un año de pérdidas devastadoras para Rosie: su madre en enero y su hogar en agosto. Rosie se sentía desesperada, sola y sin trabajo, pero decidió confiar en la esperanza sobrenatural de Dios. En cuanto se enteró el equipo de recuperación de Lakewood de su situación, ellos comenzaron el proceso de la recuperación.

En la primera inspección, se dio un pronóstico devastadora: la casa estaba infestada de termitas. Y no solo eso, sino la fundación de la casa de más de 80 años, tabmién estaba muy mal. Por estas razones, el proceso normal de restauración no podía iniciar antes de arreglar la fundación. ¡Pero había esperanza! En diciembre, un equipo de siete personas llegó desde Belize de una iglesia aociada con la nuestra, junto con Dave y Joyce Kimble de Virginia, y le metieron una viga de soporte. Con esto, la casa ya estaba bastante estable para sacar la tablaroca y material dañada por el agua, y reemplazarla, después de cambiar la madera de las paredes.  

La casa de Rosie ahora ha sido rescatada, junto con la memoria de una madre que vivió con ella allí por más de 44 años. Pero Lakewood no ha terminado aún. Seguimos trabajando duro para terminar la restauración del hogar de Rosie. Nuestros equipos están terminando el proceso de restauración en la cocina, baño y el techo.

¡Estamos tan agradecidos por todos los esfuerzos de nuestros equipos de restauración! Gracias a nuestros voluntarios y donadores generosamente fieles, Dios ha usado a Lakewood como una herramienta en la reconstrucción y restauración de los hogares y las vidas de las personas. Como iglesia, las estamos anclando en la esperanza que tienen en Cristo y también podemos mostrarles la provisión de Dios para Su pueblo.

Si te gustaría ayudar a terminar este proyecto, o a ser parte de ayudar a otras personas en circunstacias similares, escribe a [email protected] y encontaremos un lugar para ti.

 

Leer más

Visite la sección de Esperanza para Hoy en JoelOsteen.com para leer más sobre temas como el matrimonio, la familia, las finanzas y más.

haga clic para leer más en inglés

Comparta con otros

¿Le ayudó este artículo? Lo puede compartir con otros.

​​​