¡Cristo quiere ser el PRIMERO y el TODO en tu vida! Luis Lopez

Próximamente en Lakewood


¡No se pierda de nada! Cada semana, reciba anuncios, y mucho más, directamente a su correo electrónico. Haga clic para suscribirse a Esta Semana en Lakewood.

Las muestras del crecimiento---Parte 1

Niños con Vida | por Luis López

lunes, septiembre 29, 2014

Trackback

|

Colosenses 1:6 'Esa misma Buena Noticia que llegó a ustedes ahora corre por todo el mundo. Da fruto en todas partes mediante el cambio de vida que produce, así como les cambió la vida a ustedes desde el día que oyeron y entendieron por primera vez la verdad de la maravillosa gracia de Dios.'

Los niños siempre están en crecimiento. De bebés crecen por día, si no les pones una o dos mudadas diarias, vas a tener ropa que ni va a poder estrenar de lo rápido que crecen. De pre-escolares, se disfruta vistiéndolos por la velocidad del crecimiento continuo. Cuando son primarios el pie les crece tan rápido que no alcanzan a desgastar los zapatos para cuando ya no les quedan. De adolescentes comen y comen y siguen creciendo. Y bueno al llegar a la edad adulta, se sigue creciendo, para los lados, pero se sigue creciendo. Nunca estamos estáticos, siempre en crecimiento.

El cambio es muestra del crecimiento. Una persona sana debe estar expuesta a cambios debido al crecimiento. Pero parece que de adultos ya no queremos cambios, somos lo que somos y punto.

Existen dos tipos de Cambios que debemos experimentar los cristianos:

a. El cambio de la conversión.

b. El cambio del crecimiento.

El cambio de la conversión... sucede cuando somos impresionados por el amor de Dios y su misericordia al salvarnos y al darnos cuenta que estamos perdidos si nos alejamos de Él. Experimentamos este cambio cuando nacemos de nuevo.

Pablo dice a los colosenses que la 'Buena Noticia' corre por todo el mundo gracias al cambio que la gente ve en nosotros. El venir a Cristo debe producir un cambio tal en nuestras vidas que la gente lo debe notar, no debe pasar por desapercibido y sin necesidad de decir palabras, la gente debe ver reflejado en nosotros el amor y la gracia de Dios. Éste es el primer cambio.

Del segundo cambio nos ocuparemos en nuestro próximo escrito...

¡Encuentre un Grupo con Vida cerca de usted!